Publicación del libro: PRIMERAS PALABRAS ATADAS.

A principios de Noviembre, entre revisión y revisión de un libro de ciencia ficción que no termino de acabar, me sugirieron que recopilara y seleccionara los artículos y las entradas que he ido publicando en este blog. La idea no me pareció mala, pues muchos de aquellos artículos eran bastante buenos e interesantes, y era probable que tras la maraña de nuevas entradas se perdieran las perspicaces reflexiones que entonces se pudieron hacer.

Ciertamente, llevaba cuatro años en PENSAR, ESCRIBIR, AMAR Y REZAR, y desde entonces no ha parado de crecer el número de lectores y de seguidores. A todos ellos, gracias.

Sin embargo, era la hora de comprometerme y ofrecer una selección, recopilación de aquellos textos, de aquellas palabras atadas.

Empecé a releer con la extraña sensación de mirarme en un espejo, de redescubrirme en un pasado no muy lejano. Era como volver a un viejo diario para encontrarse con inquietudes dormidas, muertas, como regresar a uno mismo, a la tierra donde uno vivió y estuvo.

Encontré ademas que el número de artículos acutales y vivos, trabajados y elaborados, era muy abundante. Lo que me obligaba a acortar la edición que tenía pensado hacer, desde un primer momento, en versión ebook, y que luego he ampliado a versión papel por las facilidades que da la multinacional amazon para editar bajo demanda.

El libro es simplemente lo que es. Una recopilación antológica de las mejores entradas del año 2014. Son las primeras palabras atadas a los lectores y a esta bitácora de escritor, comentadas jugosamente con los sucesos que rodearon algunas de ellas. No están escritas al albur, y algunas de ellas despertaron reacciones diferentes en los lectores, que por entonces era sobre todo de Bembibre, lugar en el que vivía. Muchos leyeron a escondidas las entradas que criticaban y hablaban veladamente de los problemas del instituto donde trabajé. Los primeros artículos virales llegaron en pocos meses, y me sorprendieron. No por lo qeu ponía, sino por lo que la gente pensaba que ponía. En cada uno de los artículos y entradas hago un comentario sobre su razón de ser, su porqué.

Recorrer aquellas páginas me ha emocionado, alterado, enervado, enamorado. Me ha hecho pensar en lo que siempre hemos pensado, lo que siempre hemos amado y buscamos. las palabras escritas ya no se las lleva el viento del Bierzo. Con esta recopilación quedan atadas, al menos para el que quiera reflexionar y pensar con ellas.

Gracias.

 

Enlace en amazon para descargas del libro

PINCHE AQUÍ.

 

Acerca de Antonio José López Serrano

Nací en Valencia a finales de los años sesenta, pero casi toda mi vida la he pasado en Valladolid. A esa ciudad le debo lo que soy, lo que creo, lo que siento y lo que amo. En ella estudié Derecho primero y Teología después. En ella conocí a mi mujer y en ella ví por primera vez el rostro de mis hijas. En ella descubrí que la CREATIVIDAD puede ser amiga de la VERDAD, y que la AUTENTICIDAD es un bien escaso que se descubre PENSANDO y VIVIENDO. Trabajo como profesor de Filosofía en Secundaria y Bachillerato, y recientemente he descubierto una nueva pasión: ESCRIBIR. Disfruto escribiendo y me gustaría que disfrutaras leyendo. Como puedes ver, solo soy un profesor de filosofía al que le gusta pensar, rezar, escribir y amar.

Publicado el 5 enero, 2018 en Noticias del autor, Palabras atadas y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

actuapoli

Actualidad política y Administración municipal