los caballeros de valeolit: lealtad y promesa

 

“Con Los caballeros de Valeolit comprendí que había conseguido mostrar las edades del hombre en una sola novela. La primera parte de los Caballeros corresponde a la infancia, las ilusiones, el deseo de salir y de comerse el mundo. En la segunda parte el protagonismo es para  la juventud, cuando unos sueños se hacen realidad y se comprueba que la vida no es lo que uno imaginaba, con el sufrimiento que conlleva. En cambio, la tercera parte es la de la madurez, la vida adulta. Cuando aprendes a convivir contigo mismo. Supongo que por eso los lectores prefieren más una parte u otra…”

Antonio J. López Serrano.