Archivo del sitio

¡Terminé de escribir otro libro!

Por fin, se acabó. Ya estaba algo más que harto, porque escribir es costosísimo, y llevaba dando vueltas a esta historia como cuatro o cinco años. Lo he acabado tras la decimocuarta revisión, y he pasado casi de contar una historia a contar algo diferente, con otra perspectiva y con más fuerza. Hay más en la historia que no cuento y se ha caído de la versión final que lo que aparece en ella, pero es para que mejore y sea más entretenida de leer. Siempre para mejorar. Lo que he desechado era bueno, alguna parte incluso muy buena, pero lo importante en una novela es el todo… y hay que sacrificarse, chicos. Bye, bye.

Comprendo que haya gente que no revise lo que escribe y le salgan novelas como churros azucarados, pero no es mi caso. Yo las trabajo y las corrijo una y otra vez hasta que quedan, para mi gusto, aceptables tirando a buenas. Por menos de un notable, no publico. Luego uno se sorprende, porque le ponen mejor nota, (los que me suspenden no me han dicho todavía nada a la cara) pero me da igual. Dicen que a quién le tiene que gustar la novela es al novelista, y sí, a mi me gustan. Además, para eso soy su madre, y me cuesta parir a fuerza de dilatar y empujar unos cuantos años para que salga el nene.

Quizás sea un defecto que comparto con Walt Whitman, que revisaba y reeditaba muchísimas veces hasta que sacaba lo definitivo. “Hojas de Hierba” es un ejemplo de aburrimiento escrituril y falta de seguridad en un juntaletras, pero también es una obra maestra de la poesía. ¡Un abrazo Walt, ejemplo de orgullo gay no histriónico!

En cambio Cervantes, que me cae mejor, no debía revisar mucho, porque el Quijote está lleno de defectos. Desde variar el nombre de la señora de Sancho Panza, hasta meter con calzador otro par de novelas ejemplares en las tripas de la susodicha obra. Proust tampoco debía revisar mucho y me encanta. Y Faulkner escribía de corrido y con la memoria trabajando. Yo no podría, querido. Mi cabeza no da para tanto.

Es verdad que el problema de revisar hasta morir es que no sacas demasiadas novelas al año, pero la ventaja es que lo que sacas es de calidad. O eso te crees. Y ese es mi objetivo, publicar calidad… En realidad tengo varias novelas terminadas, definitivamente terminadas… Al menos dos más, pero me da cosa que salgan a la calle, que todavía son jovencitas y casaderas.

En cambio ésta que he re-terminado por decimocuarta vez, ésta que ya la consideraba finiquitada, ha sido recuperada y revisada unas cuantas veces más para entrar en el olimpo de los dioses publicados. Porque esta sí que la echo de casa en cuanto pueda.

No me explayo. Terminar un libro es muy agradable. Se tiene una sensación de tranquilidad, de paz conseguida, de felicidad, y de horizonte por delante. Mi idea es publicarla antes de las navidades. Por supuesto la autopublicaré, porque las editoriales convencionales cada vez me dan más grima, sobre todo viendo lo que le hacen a algunos compañeros escritores que van de putada en putada.

La novela, si no le cambio el título, que no creo, se llamará DAVID35. LA ISLA DE LAS ESFERAS. Ciencia ficción, novela para pensar, para entretener y para denunciar los males de nuestra sociedad, que no son pocos. Sé que os gustará, pero tendréis que esperar. He, he.

Feliz Verano.

El viernes nos vemos en la FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID 2019.

FIRMAMOS LIBROS EN LA FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID 2019

Caseta de la librería EL SUEÑO DE PEPA.

7 DE JUNIO 2019

18h30 a 20h30

Ya queda poco para el viernes 7 de junio.

Estaré firmando libros en la FERIA DEL LIBRO de Valladolid, desde las seis y media de la tarde hasta las ocho y media.

Lo único que siento es que coincido en día y hora con Santiago Lorenzo, que también estará firmando sus libros. A Santiago lo conocí hace unos años, en el rodaje de su primera película “Mamá es boba”en Valladolid. Año 1997 si no recuerdo mal.

De hecho, salgo en una de sus escenas con frase y todo. Le tengo un especial cariño, claro que sí. “¿Quién es ese tío que se ríe todo el mundo de él?“. La mejor frase del cine español de los últimos años; dicha por un actor (un servidor) que prometía tanto que no tuvo necesidad de hacer ninguna película más para consagrarse en la categoría.

¿Sorpresa para los que no lo sabíais? Son esas cosa curiosas que tiene la vida. Ahora Santiago Lorenzo está triunfando con su último libro “Los asquerosos”, libro que varias personas me lo ponen bastante bien. Dejó el cine porque debía de oler bastante mal el reino de los compadreos, y desde que se ha pasado a la literatura le va bastante mejor. Y yo me alegro por él, porque lo ha pasado mal, y porque se lo merece.

¿Por qué será que muchos cineastas terminan escribiendo novelas y narrativa? Pues porque es más barato. Que me lo digan a mi. También tengo que decir que la profundidad y la belleza que se alcanza con la literatura como arte es muy diferente a la que proporciona el cine. Ahí lo dejo.

 

 

 

FIRMAMOS LIBROS en la FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID 2019

FIRMAMOS LIBROS EN LA FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID 2019

Caseta de la librería EL SUEÑO DE PEPA.

7 DE JUNIO 2019

18h30 a 20h30

El próximo 7 de junio firmará libros en la FERIA DEL LIBRO de Valladolid el escritor D. ANTONIO JOSÉ LÓPEZ SERRANO.

Lo hará en la caseta de la LIBRERÍA EL SUEÑO DE PEPA. A partir de las seis y media de la tarde.

El autor de la trilogía LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, autor también de la novela EL ÁNGEL AMADO, premiado con el Miguel Delibes de Narrativa 2015 continúa ofreciendo literatura y narrativa para el disfrute de los lectores.

Escribir, pintar y cantar.

No es una tema nuevo que muchos de los escritores que en el mundo han sido les encante también dibujar y pintar. No es nuevo tampoco que los artistas entregado a la música disfruten en sus ratos libres pintando o esculpiendo. Y es que la naturaleza humana del que se embelesa con cualquier forma de creación, necesita de sus múltiples formas para expresarse.

Abundan los directores de cine frustrados que escriben, y esa es la mejor salida posible a su creatividad. Quizás sea yo uno de ellos, pero casi me considero mejor un cantamañanas que durante unos años disfrutó  haciendo cancioncitas y pintando. Luego escribiendo, que se me daba mejor. Y ahora he vuelto a pintar. Lo de la música sigue ahí pendiente, y lo de la pintura ya veremos.

Cuelgo algunas de las pinturas que he realizado este año en cretas de colores sobre papel. Me han ayudado a relajarme y además no me canso de mirarlas. Algunas serán las portadas de futuros libros, y otras se quedarán escondidas en la carpeta hasta que les demos aire. Las copias me han relajado. Lo que no son copias son criaturas, y afirmo sin ambages que suelen ser más jolgoriosas y que me han mantenido con la cabeza más ocupada.

Una muestra de fotos con los fondos de la biblioteca y los cuadernillos que pululan por mi casa. Añado explicación para los entendidos… ¡Ole, la gracia morena!

Arriba: copia de un cuadro de Monet. El Folie Bergere.

Abajo criatura. Retrato de un escritor. (se supone que soy yo rodeado de mis personajes).

Abajo y tumbados los libros de casa. Copia variante de Van Goth. Café terraza de noche. Pongo variante porque cambié a la peña de la terraza que no estaba tomando una tapa. Ale.

 

Arriba: criatura. Posible portada de la novela TRAS EL CIELO DE URANO. Se aprecia el cielo azulado del planeta Urano, y los icosaedros diseñados por la Agencia Espacial Internacional para viajar por esos mundos de Dios. Este lo repetiré porque me ha quedado más oscuro que los “X” de un grillo.

Abajo: criatura. Rosas en un jarrón con playa al fondo. Este está mejor y tengo que decirlo: me encanta su colorido.

 

Abajo: Copia variación de Van Goth. Noche estrellada. Está hecho sin arrancar la página del cuadernillo. Y es que somos así de tranquilos.

Arriba. Copia variación de Monet. Mujer con sombrilla. Se puede ver también el lomo del libro que estoy leyendo, Holocausto católico en la parte superior. En la inferior se aprecian los libros que he distribuido estos días por varias librerías, además de las anotaciones de mi tonelaje en los primeros días de abril. Algún día contaré de qué va esta piradez. De momento lo importante es la señora de la sombrilla.

Arriba. Criatura. Retrato cutre de mi hija Marta. Pongo cutre porque ella es más guapa. La foto del dibujito la hice en el mismo sitio que el anterior, por eso salen los cuadernillos con los que trabajo. El dibujo creo que lo pinté en Talavera la Real.

Arriba. copia de bodegón de libro para aprender a pintar. Ale. El del libro está mejor, pero lo tenía por ahí.

Abajo. copia de dibujo de lámina con coloreado libre. Son láminas de dibujo que tenía mi madre guardadas de cuando era maestra. La verdad es que están bastante bien, de la editorial Salvatella. Un servidor copia el dibujo; y cuando me apetece lo coloreo a mi gusto. Son parecidas, las dos que tengo, pero me gustan y están bien. Paisajitos.

Abajo: copia de dibujo de una lámina con coloreado libre. Lo mismo que dije arriba.

Arriba. copia de perro que encontré en una fotografía, creo. El horrible lazo azul fue una petición de mis hijas. ¿Dónde iba un perro sin un precioso lazo azul? A quedado como lo que yo te diga. “Perro con lazo azul”, y todos contentos.

Arriba: copia de bodegón que encontré en un libro de aprender a pintar. Usé el color naranja porque estaba probando colores en casa. Bien. Entretenido. Si pasa a la historia de la pintura será porque le ponga otra firma, una que diga: Dalí.

Arriba: criatura. La tarántula y el alacrán. posible portada del próximo libro LA EXTRAÑA FAMILIA DE ARGIMIRO MONTAÑÉS. Este cuadro es uno de los que más me gusta. No me canso de mirarlo y de seguirlo viendo. Es hipnótico.

Arriba. Variación de un cuadro de gatos. Fue el segundo que hice, y buscaba una variante más cubista del mismo cuadro. El primero más creativo y libre.

Arriba. Criatura. Botijo y botella. pintado en ceras. De cuando no tenías las cretas compradas.

Arriba. Cuadro original de los gatos. Fue el primero que hice. Era una copia para aprender la técnica de las cretas. Me orientó Elena Benayas, que es la pintora que me ha enseñado a pintar con cretas.

Abajo. Copia de Renoir. Este me quedó chulo.

 

Abajo: criatura. Es otro de mis favoritos. Botijo, café y playa.

Ya está EL ÁNGEL AMADO en papel.

Trailer presentación del libro EL ANGEL AMADO.

Entrevista al autor, ANTONIO JOSÉ LÓPEZ SERRANO

NOVIEMBRE 2017.

¿Por qué escribió EL ANGEL AMADO?

Cuando terminé la novela LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, sentí una especie de vacío. Es una especie de precipicio que se abre frente a cualquier persona creativa. Escribir es algo cotidiano, por eso cuando terminas algo, tienes que preveer lo siguiente. De alguna forma hay una necesidad creativa por contar algo nuevo y distinto. Antes de terminar de parir ya estamos pensando en la siguiente criatura.

¿Una novela sobre mártires del siglo II d.C.?

Así es, un tema olvidado incluso por muchos cristianos de hoy. Aquellos primeros siglos de cristianismo fueron fascinantes, tanto por la fundación de la iglesia, una institución milenaria, como por los riesgos y compromisos que mantuvieron por sus creencias. Pero eran también personas corrientes, incluso vulgares. Los santos nunca son gente distinta al resto, los hagiógrafos reinventan a los santos para que parezcan bichos raros. Eso es una tentación. Juan Pablo II intentó por todos los medios hacer de la santidad algo cotidiano y abundante, porque en verdad lo es. Dios es más fecundo de lo que creemos en su iglesia. La tentación anticlerical consiste en secularizar tanto a los santos que se convierten en una caricatura, en gente sin fe, enfermos mentales o algo parecido. Supongo que hay un punto medio para la mayoría de ellos, entre los que incluyo los santos anónimos, los olvidados…

¿Con continuidad?

Mi pretensión inicial – y no sé si la mantengo, porque escribir es siempre un acto de fe y un esfuerzo doloroso y placentero – es escribir una especie de Episodios Eclesiales, y lógicamente la historia de EL ANGEL AMADO, sería la primera de esas historias. Sería el Trafalgar del cristianismo, el origen martirial y amoroso de los que no saben que serán esenciales para el futuro. Lo que no sé es si continuaré, porque escribir es duro, y no siempre gratificante.

¿Qué significa entonces para usted EL ANGEL AMADO?

EL ANGEL AMADO es una de las novelas que más aprecio. La escribí en pocos meses, casi de un tirón y apenas hubo correciones. Era buena tal y como la parí. Me gustó desde el principio. Y las pocas personas que lo han leído me han dicho que es magnífica, qué está muy bien escrita y que es entretenida y fácil de leer.

Pero es distinta a LOS CABALLEROS DE VALEOLIT. Siendo novela histórica, la manera de narrar es diferente. Se lee muy bien, pero hay más literatura, más estilismo a la hora de escoger las palabras, por ejemplo.

Es cierto, es una novela distinta. La verdad es que siempre he considerado EL ANGEL AMADO como una novela menor, más por tratarse de una novela breve que por el contenido o la fuerza de su temática. Apenas me ocupó unas 150 páginas, durante aproximadamente unos meses. Es ciertamente una novela histórica, pero también es una novela religiosa, espiritual, teológica e incluso filosófica. Soy consciente de que es una novela diferente a LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, no es una simple novela de aventuras, es algo más. Creo que mi pretensión inicial era mostrar una época y unas circunstancias que se dieron, y que son desconocidas para la mayoría de los cristianos. La ignorancia a la hora de interpretar la intrahistoria sigue siendo una tarea pendiente.

¿Es entonces una novela para creyentes?

Digamos que es una novela para gente con cierta sensibilidad hacia la temática religiosa, pero no creo que sea una novela para un modelo de lectores. No creo que se pueda clasificar a los buenos lectores, eso son cosas que crea el mercado del libro para vender determinadas novelitas a los lectores que cree que son de determinada forma. Aborrezco esa forma de tratar la cultura. Tolstoi no escribe de religión en Ana Karenina, pero puede gustar a gente religiosa. De la misma forma, alguien sensible puede leer a San Juan de la Cruz y disfrutar, sin que necesariamente sea una persona piadosa. Eso nos distingue de las sectas. Es además una forma de dialogar con el lector, sea quién sea. Supongo que esos libros desconciertan a los editores, que siempre están buscando un best seller que les saque de pobres por una temporada. Por eso publican cualquier cosa que les parezca vendible, y por eso se equivocan cientos de veces despreciando novelas buenas, o publicando bazofias. Arriesgan con su dinero, no lo olvidemos.

O sea, EL ANGEL AMADO es una novela que puede gustar a todo el mundo.

Creo que a cualquier persona que le guste leer disfrutará con EL ANGEL AMADO. Si además le gusta la novela história lo disfrutará más, y si encima es creyente, seguro que le emociona y agradará mucho más. Pero es difícil calibrar los gustos. Un libro es siempre una propuesta de un escritor, una especie de desnudo personal. Como escritor soy LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, pero también soy EL ANGEL AMADO. Los dos son hijos míos, fragmentos de una misma persona, de un mismo universo literario, supongo.

El libro, sin embargo, sale en una edición muy limitada.

El libro lo tengo colgado en la plataforma digital Amazon desde hace mucho tiempo. Decidí sacarlo en papel porque tengo la seguridad de que el papel es más valioso que la nube. Supone acceder a un tipo de lector que no utiliza libros electrónicos, y que merece un respeto por mi parte. Esta edición tiene la letra más grande, para facilitar a personas más mayores su lectura. Eso ha repercutido en el coste de cada ejemplar, que he asumido personalmente y que no repercute en el comprador.

¿Es usted escritor y editor de sus libros?

La autoedición está cambiando el mundo del libro, casi de la misma forma que lo está haciendo internet. Los agentes literarios, por ejemplo, obtienen cada vez más recursos haciendo cursos para aprender a escribir que representando a los escritores. Las editoriales, que son las que otorgan los premios literarios más jugosos, juegan con un número casi endogámico de escritores. Muchos se buscan la vida en internet y de ahí vienen los problemas.

¿A qué problemas se refiere?

Hay libros en internet que son auténticas basuras, que sin embargo conviven con novelas muy interesantes y buenas. Pero sucede igual en el mercado tradicional del libro. Hay libros malísimos muy publicitados que son lamentables, y que se venden como “imprescindibles”. En realidad los imprescindibles son los clásicos. Y tenemos auténticas joyas en internet, obras de poesía que no se editan, o mejor… que se autoeditan.

Sinceramente, creo que mucho de lo que se vende en las librerías como obras maestras son libros de usar y tirar. Eso ha hecho que las editoriales y los premios sean peores filtros de selección. Internet está ganando la partida, igual que sucedió hace tiempo con la música. Tampoco hay que olvidar que para esta gente un libro tiene una vida comercial de unos seis meses o menos. Para ese final trágico no vale la pena un libro en papel.

¿Dónde se puede comprar EL ANGEL AMADO en papel y qué precio tiene?

He pedido a la LIBRERÍA EL SUEÑO DE PEPA, de la Plaza Mayor de Valladolid que se encargue de las ventas, tanto presenciales como por correo o internet. Su precio final es de 17 euros. Seguramente estará también en la PAPELERÍA AMBROSIO RODRÍGUEZ de Valladolid. Son los que han hecho la impresión del libro en su editorial, Editorial Azul.

Por supuesto, también se lo facilito a los amigos más cercanos.

Una última cosa. ¿Tiene previsto hacer una presentación del libro?

Físicamente no. Lo presentaré en la red con un video más elaborado que el que he hecho del trailer.

 

Dedicado a los amantes de la historia.

Hay que reconocer la importancia y el valor que tiene para mucha gente la historia. No me refiero a que haya personas que recurran constantemente a ella para justificar sus excesos ideológicos, véase nacionalistas y exaltados de toda condición, sino a aquellos que buscan en la historia razones y resortes para entender y comprender al hombre en toda su complejidad. De ahí que la historia, o mejor las historias de la historia, les emocionen y fascinen. A mi también me embriagan y deleitan, ¿por qué no reconocerlo?

Tiene algo de romántico recrear escenarios imposibles en la actualidad, soñar con portes y personajes muertos hace tiempo, asimilar el absurdo azaroso de la existencia humana, o comprobar que la maldad y la bondad, la cizaña y el trigo, crecen en campos muy cercanos. Tan cercanos que caben en un mismo poblado, un mismo reino, y bajo un mismo techo.

La historia está llena de esas historias maravillosas que despiertan la imaginación y elevan la costumbre de mirar el día a día con otras neurosis. Presentan a menudo ojos sabihondones y extremidades zanquilargas, las mismas que nos permiten correr nuestra existencia con la melancolía de no haber vivido en otra época, y el promiscuo y sensato agradecimiento de disfrutar de las comodidades de ésta. La historia otorga a sus seguidores el don de no amostrencarse, de no ser un zote; los ubica en el tiempo y les da argumentos para no despachar al mundo con demagogias simplonas maltraídas en un vermut de mediodía. Nos da conversación e ilumina las relaciones con los objetos que tienen más de cien años. Nos ayuda a comprender al bisabuelo, y nos hace trascender  con la misma luz que iluminó a los platónicos, y los desplazó en su contemplar de sombras cavernícolas. Desde que hay escritura hay historia, y no es casualidad. Escribir sobre la historia, novelarla, contarla y entenderla es ser más hombre y menos semoviente.

Sin duda un amante de la historia es un caballero, un marinero, un eremita, un romano conquistador de fronteras y pueblos, un capitán prendado de territorios inexplorados, de batallas imposibles y de mundos torcidos. Es un seductor, siempre dispuesto a regresar al pasado en cualquier momento para ver, y comprobar por sí mismo que los muertos del pasado resucitan temporalmente, y que nos pueden hablar y contar de sí mismos y de su tiempo. Esos espectros resucitados nos enseñan y nos obligan a aprender, y cuando ya han cumplido su misión, vuelven a las tumbas en las que un día los depositaron. Les miramos a la cara, pensando que siguen estando ahí, junto a nosotros. Dispuestos a narrarnos, a decirnos. nos dan las gracias y se vuelven a dormir.

Junto a los muertos de la historia comprendemos que el hombre es hombre en cualquier condición y circunstancia, y que las veleidades que habitualmente arrastramos estuvieron configuradas, y prefiguradas, en otras vidas anteriores a la propia. Ajenas y malditas, o benditas e irrepetibles. ¡Cuánto nos hubiera gustado conocer a tal o a cual personaje de la historia…! Y nos recreamos imaginando y disfrutando con los restos del castillo, de la calzada romana, conociendo a la Santa con la pluma en la mano. Y nos basta una espada labrada en la fragua que un día visitamos por un par de euros en un museo provinciano. Un guía nos cuenta lo que ya sabíamos y amábamos, pero a nosotros nos seduce imaginarnos que por tales piedras paseó aquella andariega universal, o cabalgó aquel rey emperador, inocentes, inteligentes, arrojados, entregados, heroicos, hombres y mujeres, niños que crecieron, vidas que dejaron como huella nuestra existencia, pues antepasados nuestros son.

Tampoco hay que olvidar que detrás de un historiador hay un pequeño cotilla, un hombre interesado en las cuitas humanas, un recopilador de anécdotas que no se resigna a lo que le cuentan, sino que quiere reconstruir con meridiana exactitud aquello que sucedió, con pelos y señales, como si lo viera y lo pudiera tocar. Por eso, que durante estos días, haya tanta gente interesada en la novela histórica, en la serie Carlos Emperador, en Santa Teresa, en la serie Isabel, o en la Segunda Parte de los Caballeros de Valeolit. Lealtad y promesa es un motivo de regocijo para mi, y para todos los que disfrutamos contemplando el tiempo, soñando mundos pasados, ensanchando nuestra existencia. Y me trae a cuenta la enorme responsabilidad de contar con fidelidad y rigor la verdad de lo que sucedió, y de recrear con decisión y valentía, aquello que no sucedió, pero que perfectamente pudo suceder. Esa es la novela histórica, y esos son los amantes de la historia. A vosotros os lo dedico…

LOS CABALLEROS DE VALEOLIT ESTARÁN EN LA FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID 2015.

portada300-los-caballeros-de-valeolit.jpg

Presentación- charla en la 48 FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID, 2015.

Hablaremos y charlaremos del libro

LOS CABALLEROS DE VALEOLIT. Los hijos de Pelayo

CON SU AUTOR:

ANTONIO JOSÉ LÓPEZ SERRANO,

presenta LUIS JARAMILLO (DIRECTOR REGIONAL DE COPE)

Será LUNES 27 DE ABRIL.

HORA: 20H DE LA TARDE.

LUGAR: EN EL SALÓN DE ACTOS DE USOS MÚLTIPLES, EN LA PLAZA DEL MILENIO.

Allí estaremos otra vez, firmando libros y charlando un rato sobre el Valladolid del siglo XI.

¡¡Os esperamos!!

PRESENTAMOS LA NOVELA OFICIALMENTE.

portada300-los-caballeros-de-valeolit.jpg

Nervios, nervios y nervios. Bueno… no tanto. Os cuento…

El caso es que el día 5 de marzo hacemos la presentación oficial de la novela LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, en su primera parte, la que lleva por título LOS HIJOS DE PELAYO.

El evento completo añadiría lugar, fecha y hora, así que vamos por ello.

LUGAR: CASA-MUSEO ZORRILLA DE VALLADOLID. Calle Fray Luis de Granada, 1. Detrás de la Diputación Provincial.

FECHA Y HORA: DÍA 5 DE MARZO a las 20 h. de la tarde.

PRESENTACIÓN: Me acompañará en la presentación D. LUIS JARAMILLO, DIRECTOR REGIONAL DE COPE, al que agradezco mucho que pueda estar con nosotros en la Presentación, y al que reconozco su atención e interés por el libro.

También tengo que agradecer a Paz Altés, del AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID, y a Ángela Hernández, directora de la CASA MUSEO ZORRILLA por las facilidades y el interés que siempre han mostrado por LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, y que son las que realmente han preparado las cosas, publicidades y comunicaciones a los medios. Las animan a los escritores vallisoletanos, entre otras muchas cosas.

Hablando de medios, tengo por aquí la foto que me hicieron en el Norte,…

escritor--490x578

y la entrevista con Alfredo en el Norte primero. Luego vino la del Mundo de Valladolid, con Benito Carracedo: vino a casa y charlamos y nos hicimos algunas fotos por la Plaza Mayor. Todo fantástico.

El caso, y no me quiero desviar de lo que quiero contar, es que normalmente las presentaciones se suelen hacer con el lanzamiento de la novela. Tampoco puedo decir que no sea así, porque apenas llevamos mes y medio desde su publicación. Los libros me los entregaron el día 26 de diciembre 2014, y los distribuí por mi cuenta en las principales librerías de Valladolid, de las pequeñas y especializadas (ni en la Casa del Libro, ni el Corte Inglés, ni Carrefour, aunque todo se andará con el tiempo y una caña…).

A día de hoy las ventas van muy bien, y es que vender libros es un goteo, de momento constante y firme. Tengo vendida más de la mitad de la edición, y estoy pensando en sacar una reimpresión, porque seguro que tarde o temprano la necesitaré con la Segunda Parte. Paciencia, paciencia.

Dicen que lo que más vende libros es el BOCA A BOCA, el contarlo, y ahí muchos me estáis dando un buen empujón, y os lo agradezco mucho.

Los comentarios que me han llegado de los que se lo han leído son muy buenos, y eso me llena de alegría, porque para un escritor no hay nada más agradable que saber que tu novela ha hecho soñar, que ha aportado algo a alguien, ha hecho pensar, y ha ayudado a vivir, al menos un poquito mejor. Eso me habéis comunicado y es de agradecer.

También estáis preguntando algunos en las librerías donde lo habéis comprado, que cuándo sale la segunda parte. La verdad es que tenía idea de sacarlo hacia octubre o noviembre de este año. Quizás para tenerlo a punto en la campaña de Navidad (no como este año que llegué tarde y con la lengua fuera), pero es como todo en la vida. De momento, hasta que no pague la primera edición, no me meto con la segunda. Prudentia maxima est, que diría uno mismo.

Alguno todavía me pregunta que en qué librerías se puede comprar.

Vale, vale. Os pongo la relación de lugares de Valladolid donde se puede adquirir, aunque en el evento llevaré también algunos ejemplares para venderlos allí.

  • Papelería imprenta Ambrosio Rodríguez, en sus dos tiendas, la de Claudio Moyano y la de Duque de la Victoria. Gracias Fernando por tus consejos y ayuda.
  • Margen. En la calle Enrique IV.
  • Maxtor hace un trabajo muy interesante de difusión cultural y de impresión de facsímiles, como ya sabéis muchos. Está en la calle Fray Luis de León.
  • Sandoval, con sus dos tiendas, la de la Plaza Santa Cruz, y la de la Plaza el Salvador.
  • Clares. ¿La librería más antigua de Valladolid? En los días que corren esto son palabras mayores.
  • Oletum. Ahora en la plaza el Salvador y a tope.
  • En un bosque de Hojas. En la calle Fray Luis de León, al final.
  • El árbol de las letras. en Juan Mambrilla.
  • Moirás. También en Juan Mambrilla.
  • Librería San Pablo en la calle Angustias. (angustia, angustia…)
  • Librería de Pastoral del Arzobispado de Valladolid. Está dentro del Arzobispado, algunos ya la conocéis, abren solo por la mañana y miércoles tarde. Sorry.
  • Librería ROEL. Esta anda por Parquesol, en su calle principal, Hernando de Acuña.
  • El sueño de Pepa. Está en la plaza Mayor, y ha hecho algún envío por correo a los que tienen la desgracia de no vivir en Pucela (esto suena a chauvinismo, así que lo evitaré, pero es así). Pepa trabaja muy bien, la verdad.
  • A Pie de Página. En la calle librería, frente a la Universidad.
  • kiosco de la Plaza Tenerías. Gran interés para unos amigos y vecinos de siempre.

A todos agradecer el interés por vender el libro, la verdad es que sin las librerías no sé que haríamos los escritores. Me han ayudado mucho, y hay que reconocer que están por los libros de Valladolid que venden y promocionan lo nuestro. En este caso, siendo novela histórica, el libro ha sido muy bien acogido y mejor valorado por muchos de ellos.

Bueno, nada más. No me enrollo más.  Gracias, y si os ha gustado la novela no olvidéis contarlo. Dicen, que las buenas noticias se tienen que repetir diez veces más que las malas noticias, para que calen en lo hondo de la mente. Nos acordamos de lo malo mucho y de lo bueno poco. Un beso.

Estoy leyendo unos versos de la lírica popular medieval, que me encantan por simpáticas, y me vuelvo a ellos…

Y al alboré, y al alboré,

niña, te lo diré.

(León, entremés del abad del Campillo)

Nos vemos el jueves 5 de marzo a las 20h de la tarde en la Casa Zorrilla.

OFRECEMOS EL LIBRO TAMBIÉN EN AMAZON

portada300-los-caballeros-de-valeolit.jpg

Colgamos el libro en AMAZÓN (la primera parte) de LOS CABALLEROS DE VALEOLIT en su primera parte: Los Hijos de Pelayo;

Está preparado para versión KINDLE, y se vende a un precio de 2 dólares en ESTADOS UNIDOS.

 

http://www.amazon.com/dp/B00T261G4W

 

LA NOVELA DEL VERANO LA HE ESCRITO YO.

100_0243

Ya sé, ya sé.

No es forma de empezar una entrada en un blog que se precie de ser serio, elegante y hecho por un escritor que cuide su imagen pública. La verdad es que no la cuido demasiado, y habrá que empezar a fingir las alegres mentiras que unos y otros nos vamos contando a través de las redes sociales. Que si pensamos tal o cual cosa, que si nos gusta lo que leemos, pinchamos y cliqueamos por aquí y por allá. Como locos.

Y es que la vida en las Redes es terriblemente variada, unos se empeñan en contarnos sus opiniones políticas, sus exaltaciones personales, y otros nos deleitan con sus farras, fiestas, copas y ascensos y éxitos deportivos. En general nos juntamos para contarnos nuestras cosas, las que hacen la vida propia, la que se colma de nuestras rarezas y gustos.

Dicen algunos que en lugar de REDES habría que llamarlas telas de araña (spiderwebes), donde nosotros los insectos vamos cayendo y nos vamos quedando atrapados. Sin podernos mover y sin demasiado margen de maniobra. nos damos cuenta de que nuestro mundo, que aparentemente es enorme, se queda reducido a un pequeño círculo de gente que le da igual lo que hagas o digas, entre otras cosas porque no dices cosas que valga la pena escuchar con interés, o porque en este mundo nos conocemos todos y ya sabemos lo que pensamos sin hablar. Nos convocamos rápido y creemos por eso que nos comemos el mundo, pero no es así. Mas bien nos van a comer con cuchara y tenedor. Somos el postre de la araña de la tela.

La RED se parece una jaula llena de sordos que gritan para que les hagan caso, pero que descubren que nadie les está atendiendo, y perciben, en no mucho tiempo, que no pueden escuchar simplemente porque no tienen tiempo de hacerlo. Y mientras tanto llega la araña, la Viuda Negra peluda de ocho ojos, que son los que nos chupan gustos e información para vendernos mejor a sus dueños. Pulgones controlados por hormigas. Algo así.

La verdad es que tomarse un café o unas cañas, abandonando el móvil y sus conexiones es casi un acto de insumisión al poder controlador de las nuevas tecnologías. Eres como un pájaro que vuela demasiado alto para ser capturado por los nuevos gurús de lo virtual. Miramos el móvil en miles de micromomentos cotidianos a cual más absurdo. Para jugar a algo, para ver si alguien ha saludado, para resolver el sudoku, o para escuchar la música que nos apetece mientras estamos sentados en el vater, o en el bus, o bajando por el ascensor. O lo que sea. No queremos perdernos nada, y terminamos perdiéndonos en la tela de araña. Engullidos en el tiempo y en el espacio. Ñam, ñam.

Este tema me fascina, por eso estoy escribiendo una novela de CF, que en el gremio significa CIENCIA FICCIÓN. Tendréis que esperar al menos unos meses que termine de retocarla. Mientras tanto os propongo algo que realmente sí vale la pena y que entretiene haciéndote disfrutar sin estrés. ¿Qué es?

 

LA NOVELA DEL VERANO 2014.

 

Tengo que decir que también se puede leer en los siguientes años, pero no será lo mismo.

¿Qué cuál es? LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, por supuesto. Y la he escrito yo.

 

La podéis descargar gratis en el enlace que tenéis a vuestra derecha, o en la misma foto que pongo

cropped-portadauno1.jpg

 

NOVELA HISTÓRICA. SIGLO XI. LOS CABALLEROS DE VALEOLIT.

Es una novela larga, histórica, de las que ahora arrasan en las librerías de moda. Es la lectura del verano, tanto en tamaño, como en interés y precio.

El tamaño sí importa. Siempre ha importado. Cuando en clase propongo una lectura la pregunta sine qua non es: ¿cuántas páginas tiene? Si pasa las 300 mejor dejarlo para después de Navidad, y si supera las 500 para el verano. Bien, pues es verano, y tenemos tiempo.

CONFIDENCIA: La novela se divide en tres partes, y cada una de ellas puede funcionar independientemente. ¿Una trilogía? Sí, vale, es una trilogía. Son tres novelas en una, una historia en tres partes, y cada una de ellas cuenta un momento distinto de nuestros caballeros: infancia, juventud y madurez. Es una novela de aventuras que recorre la historia, donde los personajes descubren la vida, maduran, se enamoran, se autoengañan, se ilusionan y se desengañan. Por eso es la novela del verano. Porque lo tiene todo, está bien escrita, y es un placer leerla con tranquilidad. No es un culebrón, entre otras cosas porque aunque la realidad daba para sapos y culebras, en este caso, la historia queda reflejada en el ambiente, en los personajes, en los sucesos reales de un tiempo tan pasado como verdadero e interesante. La novela se desarrolla además por toda la Península Ibérica, y eso hace que uno pueda comprobar y disfrutar recorriendo las calles de las ciudades, tal y como eran en el siglo XI: Burgos, Valladolid, León, Avila, Santiago de Compostela, Braga, Toledo, Badajoz, Córdoba, Granada, Valencia, Madrid, Zaragoza, y muchas otras más como Yecla, Carrión de los Condes, Aledo, Talavera o Simancas, Lleiria, Viseu… No sigo porque no terminaría. Entonces eran musulmanas, cristianas, amuralladas, con arrabales y mercaderes, con soldados y ganapanes. Casi igual que ahora.

Sobre el precio. Es gratis. No porque no valga nada, sino porque es una novela tan estupenda que no puedo ponerle un precio acorde al esfuerzo y agrado con que la escribí. Que lo hagan otros que sepan de negocios editoriales.

Tras cinco años de mi vida investigando, estudiando, y trabajando para que resultara un buen texto y una mejor narración e historia, puedo decir que su valor es incalculable, al menos para mí. Más adelante pasaremos la gorra y el cepillo pidiendo la voluntad a través de paypal, pero de momento me conformo con hacerme rico en virtudes y en prodigalidad. Es un regalo que mantendré de momento y mientras pueda.

Los que la van leyendo, que ya son bastantes, me cuentan en momentos informales de la vida española tan nuestra, que les ha encantado, que les ha gustado, que es buena, que es larga, sí. Pero que PARA EL VERANO ES PERFECTA. Que no tiene nada que envidiar a las novelas que encontramos por ahí. Gracias me dicen, me ha hecho disfrutar mucho. Yo he leído la primera parte. Yo no pude dejar de leerla.

Yo aún no he empezado…

SILENCIO EN LA SALA

¿Qué dices?

Se hace un silencio sepulcral en el círculo de amigos. Todos miran al incauto que ha preferido leer a Dan Brown antes que los caballeros de Valeolit de mi amigo Antonio.

Si es buenísima. Le contesta cualquiera de ellos. Y yo me siento fatal viendo que por mi culpa no se lo ha leído todavía.

Pues no se hable más.

No pienso prohibir descargas durante el curso, pero ahora que llega el verano, no puedo menos que contar lo mío. La novela es estupenda, y la regalo porque me da la gana regalar mis libros. Si yo los cojo de la biblioteca y me los pasan gratis algunas páginas amigas tipo pirata, o los compró porque me apetece, ¿por qué voy a poner puertas al campo? REGALO DE LA CASA, y ya me contarás que te ha parecido. Así de fácil.

 

Enfín, no quiero contarles nada más para no cansar. Los sesudos comentarios sobre la historia de siglo XI en Castilla y León los dejaremos para más adelante. De momento, disfrutemos del verano con…

 

LOS CABALLEROS DE VALEOLIT.

y que sea lo que Dios (y su Majestad el rey Alfonso VI) quiera…

 

El agua de la fuente

Blog de espiritualidad cristiana. Oraciones, poesía mística del autor, reflexiones teológicas, pensamiento católico y cristiano.