Archivo del sitio

Publicación del libro: SEGUNDAS PALABRAS ATADAS

A principio de año publiqué la primera recopilación de las entradas de este blog. PRIMERAS PALABRAS ATADAS respondía al año 2014; y seis meses más tarde saco estas SEGUNDAS PALABRAS ATADAS.

SEGUNDAS PALABRAS ATADAS es una recopilación de las mejores entradas que tuvo este blog en el año 2015. Fue un año fantástico donde me inicié en las ventas de LOS CABALLEROS DE VALEOLIT. Durante ese año recibí el PREMIO MIGUEL DELIBES DE NARRATIVA 2015, y publiqué la segunda parte de LOS CABALLEROS.

Pero hubo mucho más que no quiero que se pierda, y que deseo ofrecer a los lectores de una manera ordenada y cuidada. De ahí esta pequeña y sencilla publicación.

Siguiendo los cánones que marqué en PRIMERAS PALABRAS ATADAS, y que también se puede encontrar en Amazón, en cada entrada comento brevemente lo que significó en su momento, las visitas que tuvo y su repercusión en las redes; así como las razones por las que escribí determinados artículos y los ecos que recibí. Algunas de ellas son un buen ejercicio de memoria de los sucesos de aquel año.

Lo cuelgo en AMAZON donde existe la posibilidad de obtener el producto en tapa blanda o en formato kindle. Me parece una buena manera de presentar este pequeño libro.

ENLACE EN AMAZON

Como datos informativos del mismo, se trata de 174 páginas, donde el formato del índice es lo que peor me ha quedado. ¡Qué le vamos a hacer! Lo mío es escribir. He puesto un precio de 2 euros, porque es el mínimo que me permiten.

¡Ah! También existe esta otra portada para editar en papel. En este caso he aprovechado un cuadro que pinté este curso y que me encanta tanto que es imposible colgarlo por las paredes de mi casa.

Un saludo y feliz verano.

 

Tercera reimpresión de LOS CABALLEROS DE VALEOLIT. Los hijos de Pelayo.

Las cosas no nos pueden ir mejor. Con motivo de la Segunda Parte de la trilogía LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, he REIMPRESO, por tercera vez, la Primera Parte de la trilogía, la que llevaba por subtítulo LOS HIJOS DE PELAYO.

Mira que foto he hecho a la primera edición y la última reimpresión. ¿Encontráis la diferencia?

20151202_205808.jpg

Era algo que se veía venir. Muchas personas, y de esto los libreros saben mucho, suelen pedir las trilogías cuando están terminadas; o más fácil todavía, hay gente que se siente atraída por la segunda parte, pero quieren leer la Primera para no perderse nada. Correcto, porque es verdad que la segunda parte se puede leer sin conocer nada de la primera parte, pero siempre es mejor leerla. ¡Qué va a decir el escritor!

Lo cierto es que el interés por la novela crece en proporción geométrica, y eso hay que agradecerlo a los cientos de lectores que estáis difundiendo la novela, que se lo contáis a otros, y que además regaláis y recomendáis a amigos, familiares o compañeros de trabajo. Me dicen compañeros del insti, que debería distribuirlo en Salamanca, en Zamora, que la novela es muy buena y que les encanta… y muchos me contagian su entusiasmo. Gracias a todos.

La pena es que no disponga de tiempo para difundir y trabajar más sobre este proyecto narrativo tan castellano leonés – me atrevo a decir que tan español – del que muchos defendéis con más vehemencia y ánimos que lo que yo mismo arranco de mis fuerzas. Prefiero dedicarme a escribir que a vender libros, ya os lo he comentado alguna vez. Pero ciertamente las cosas van bien, y la melancolía del mes no me va a arrastrar. Mi objetivo, y es ambicioso, es que todos los vallisoletanos tengan el libro, lo hayan leído y conozcan parte de su historia más remota y medieval con el gusto de una novela. Aterrizar en otras ciudades no lo tengo previsto a corto plazo. Si alguna editorial grande se hiciera cargo… bla, bla, bla. La crisis, chicos, la crisis.

Me animaba el profesor Burrieza recordando en la presentación que hicimos hace unas semanas en Maxtor, que es una temática en la que se ha trabajado más bien poco, y nunca de manera novelada. Para mi un placer aportar esta novela a panorama literario de la ciudad de Valladolid, y facilitar que se pueda seguir leyendo novela de calidad. Intentaré estos días estar en algunas librerías firmando ejemplares, pues ya sabéis que regalar un libro con firma es un plus que no me cuesta nada.

¿La tercera parte? Ya sabéis que está escrita desde hace tiempo, y que tengo previsto editarla en papel para dentro de un año, más o menos. Siento haceros esperar, pero es que no me cabe en casa (a veces almacén) tanto libro.

Ahora ando escribiendo una novela contemporánea, supongo que la terminaré en unos dos o tres meses, quizás antes. Misterio, amor, recuerdos y venganzas. Creo que no defraudará. Me gustaría presentarla a algún gran premio, y dejar de autopublicar, aunque sea por una vez.

Una semana más, gracias por vuestro interés y apoyo.

LA SEGUNDA PARTE DE LOS CABALLEROS DE VALEOLIT YA ESTÁ A LA VENTA

wpid-20151002_225416.jpg

Lo hubiera sacado igual aunque la primera parte hubiera sido un fiasco. Pero es que no ha sido así. Se lo cuento, si me lo permiten…

LOS CABALLEROS DE VALEOLIT. LOS HIJOS DE PELAYO, que es el nombre que corresponde a la primera parte, lo tuve en mis manos a finales del mes de diciembre del año pasado. Apenas me quedaron días para hablar con los libreros de Valladolid y distribuirlo por sus estanterías y escaparates. Lo hice todo deprisa y corriendo, porque la campaña de Navidad, que es la época del año que más libros se vende y con diferencia, estaba tocando a su fin. En esos días traté de contactar con los medios de comunicación. Me hicieron una breve entrevista en la COPE, y salí en el Norte de Castilla, el día 7 de enero. Ese creo que fue el respaldo definitivo, porque si algo tienen los CABALLEROS DE VALEOLIT, es que cuando se conocen llaman la atención. Empezó a demandarse más en las librerías. Gente que me vio en el periódico compró el libro.

Las ventas fueron bastante bien. Me ayudaron y animaron los compañeros del IES González Allende, donde doy clase. Muchos me compraron el libro, organizamos unas charlas con los muchachos, animamos a la lectura, y seguí preparando la difusión del libro.

Hicimos una presentación en la Casa Zorrilla de Valladolid, y me ayudó Luis Jaramillo, director regional de COPE. El libro estaba ya circulando por ahí, acudió bastante gente, y una vez más pude comprobar el interés que hay por el Valladolid medieval, tanto o más que por la novela histórica. Todo fantástico.

Seguí vendiendo, y decidí ampliar la edición. Sacar más ejemplares. También llegaron la sombras y las penas. La noche más triste fue en la Feria de Muestras donde acudieron muy pocas personas para la presentación del libro. Competíamos ese día con truebita, y donde hay fama desaparecen los demás libros y escritores. Si hubiera contado con Belén Esteban para la presentación, seguro que hubiera tenido una gran afluencia de público. No fue así, y no acudió ni mi presentador, ¿Dónde estás, Luis? Con Wally, supongo. Buenos amigos me acompañaron esa noche, y la cara de la cruz tuvo lugar tres días más tarde, cuando presenté otro libro, no mío, pero sí de un hombre muy querido por mí: Jesús Rodríguez. Afluencia de público, y calor de amigos.

Los días siguieron a las noches, y las ventas que caen como gotas de rocío fueron entorpeciéndose. ¡Ole, la poesía espontánea!

Los meses de ventas habían pasado, llegaban otros días. El libro ahí seguía, poco a poco, como me dicen los libreros, que son los que entienden de esto. Hoy se vende uno más, y otro día ninguno, para terminar la semana con dos comentarios de un lector empedernido en lo suyo, y en lo mío. Gracias, hombre.

A finales de Mayo me llamaron por teléfono, y me preguntaron si aceptaba la concesión del Premio Miguel Delibes de Narrativa 2015 para la novela. No me lo podía creer. LOS CABALLEROS DE VALEOLIT. LOS HIJOS DE PELAYO había llegado a oídos de un puñado de poetas, que les había enamorado. Y ellos a mí. Me galardonaban con un premio que habían recibido algunos de los mejores escritores de lengua española. Un premio que adornaba los currícula de muchos grandes escritores. Miembros de la RAE y de otras instituciones de prestigio. Un premio que en tiempos entregaba D. Miguel Delibes en persona. ¿Tan grande me consideraban? Estaba empezando, y ellos pensaban que sí. Un placer recibirlo entre poesía y versos, en una tarde-noche inolvidable.

El verano ha trascurrido entre el calor, las piscinas, y la escritura de las siguientes novelas. Me he dedicado en julio a buscar un agente literario que se ocupe de mis ventas y asuntos, y me libere para entregarme más y mejor a la dulce y áspera tarea de escribir, más centrado más profuso. Pero andan escondidos por los rincones de Barcelona. La muerte de Carmen Balcels, nos deja huérfanos de gente que arriesga. Y LOS CABALLEROS, que podían haber alcanzado metas más altas y más soberbias, se tienen todavía que conformar con ser héroes locales, aunque sean realmente héroes universales, como algún día, no muy lejano, espero que digan los galácticos del libro.

Lo prometido es deuda. En otoño saco la segunda parte. Dije y prometo. Y AQUÍ ESTÁ. Muchos lo habéis pedido en las librerías, y los deseos de los lectores, invisibles y presentes, son una deuda para mí. Para ellos mi gratitud y mis palabras amables. Espero que lo disfrutéis.

Los caballeros de Valeolit. LEALTAD Y PROMESA.

2-LOSCABALLEROSDEVALEOLITcubierta.indd

Tras la muerte del Rey Fernando I de León y Castilla en el año 1065, se desencadenará la guerra fratricida entre sus tres hijos varones: Sancho de Castilla, Alfonso de León, y García de Galicia, que desangrará territorios y ciudades de los reinos cristianos antes pacíficos y hermanados.

Fernando y Nuño, que han conseguido ser nombrados caballeros del Rey en la taifa de Toledo (primera parte), se verán ahora obligados a elegir entre la ambición y la lealtad, el amor o el deber, el honor o la protección a sus señores. Tendrán siempre, como refugio de sus vidas, a su familia de Valladolid (Valeolit), y al amor encontrado en Toledo (Tulaytulah).

LEALTAD Y PROMESA es una continuación de la anterior novela, aunque bien puede leerse de manera separada.

Espero que os guste. ¿Qué otra cosa puede decir este escritor?

Sí, gracias por leerme. Bss

ENTREGA DEL PREMIO MIGUEL DELIBES DE NARRATIVA 2015

IMG-20150617-WA0000

Ayer por la tarde recibí el Premio Miguel Delibes de Narrativa 2015 que conceden los viernes del Sarmiento. (zarcillo?, no. Esos serán otros…). El caso es que fui la semana anterior, 12 de junio, para ver como era la cosa. Recité unos poemas míos (algo cutre, lo reconozco, y no volverá a suceder). Al final nos hicimos una foto (la de arriba). Estoy en el grupo con buenos e interesantes poetas. Yo estoy a la derecha, junto a mí está (de izquierda a derecha): Araceli Sagüillo (la presidenta de los viernes y fantástica poeta), Agustín Espina, Santiago Redondo, Amparo Paniagua y José Antonio Valle. Gente que declama sus versos con talento y arte. Muscho arte.

Una semana más tarde recibimos el premio, y nos hicimos la foto de los premiados, qeu es la que ha salido en el Norte de Castilla. La verdad es que es un honor estar entre gente tan talentosa. La foto la pongo, del recorte del periódico; pero si queréis leer la noticia entera pinchad en el enlace de abajo.

IMG-20150620-WA0000. Amén.

NORTE DE CASTILLA Y LA ENTREGA DEL PREMIO MIGUEL DELIBES DE NARRATIVA 2015

http://www.elnortedecastilla.es/culturas/201506/20/sombra-cipres-clausura-ciclo-20150619224154.html#

 

Por cierto, tengo que decir que en la foto faltan dos personas que llenaron la entrega de premios. Uno Carlos Aganzo, el Director del Norte, que también fue premiado, pero que restringe sus salidas fotográficas por el periódico. La otra fue Angélica Tanarro, Jefa de la Sección de Cultura del Norte, que nos contó sobre la realización y tarea del suplemento cultural La sombra del Ciprés, también interesante escritora, y me consta que magnífica y entregada periodista.

Yo añadiría una tercera persona importante para mi en la tarde de ayer, Fernando Rodríguez, que fue el que me entregó el premio, y cuya foto todavía no tengo. Para él un abrazo lleno de afecto. Luego cenamos, y se declamaron pequeñas obras de arte por parte de los premiados. Una gozada, la verdad, gente buena llena de palabras bien dichas, arte, belleza y ganas de escribir con el alma tanto como con la pluma.

Esta mañana me he levantado. Me he puesto la camiseta más a mano que tenía y me he hecho una foto con el trofeo, delante del mapa de Venturo Seco del Valladolid del siglo XVIII. Porque era la foto que no tenía.

CAM00905

Y luego a comprar con mis hijas al supermercado. Que la vida sigue, y las letras no se detienen.

actuapoli

Actualidad política y Administración municipal